¿Por qué es importante realizar mediciones a mis cultivos acuícolas?

Para nosotros los acuicultores, el agua es sumamente esencial para la vida de nuestras especies acuáticas, como la tilapia, el camarón, la corvina, los corales, entre otros. Este compuesto vital se construye principalmente de moléculas de agua H2O, conformada por 2 átomos de hidrogeno y 1 de oxígeno, fuertemente unidos entre sí por puentes de hidrógeno.

Sin embargo, los estanques, ríos, lagunas, esteros o bahías donde introducimos de manera controlada peces o algún ser vivo que necesita del agua para sobrevivir, además de las moléculas de agua tiene más moléculas de amonio, sulfatos, nitratos, CO2 y diversas sales que dan forma a nuevas características particulares a cada cuerpo de agua. Esto se ve reflejado en las variaciones de los parámetros fisicoquímicos del agua.

Estas características propician el óptimo crecimiento y desarrollo de organismos si se mantienen controladas. Para ello nos podremos apoyar de instrumentos de medición.

En la actualidad existen dispositivos tradicionales que, por su simplicidad, así como eficacia nunca pasarán de moda, como los termómetros de mercurio y alcohol. Con el paso del tiempo van surgiendo nuevas tecnologías las cuales van actualizando a los instrumentos de medición tradicionales como son los termómetros digitales y los sensores. Estos últimos pueden incorporar un chip que ayuda a enviar la información obtenida a teléfonos celulares y/o plataformas digitales con el fin de poder visualizar los parámetros de medición. Algunos de los datos más importantes son:

  1. Oxígeno disuelto
  2. pH
  3. Nitrógenos (como son los nitritos o amoniaco).

¿Qué es el Oxígeno disuelto, pH y nitrógenos?

La escala del pH se utiliza para medir la acidez o la alcalinidad de una sustancia. Se tiene conocimiento de que la especie marina presenta mejores resultados en salud y producción cuando los niveles de pH están en el rango 6.5 a 8.5 (Figura 1.1). Es por esto, que es de vital importancia mantener el pH regulado, de esta manera se puede evitar el riesgo de toxicidad de amoniaco en el estanque. Existen diversos factores que pueden influir en la concentración total del amoniaco disuelto en el agua:

  1. Tasa de alimentación.
  2. Calidad de alimentos.
  3. Tasa de recambio de agua.

Figura 1.1

El Oxígeno disuelto es la cantidad de oxígeno que se encuentra en el agua, las especies acuáticas necesitan de este mismo para sobrevivir, así como para crecer sanamente. Las problemáticas de tener una insuficiencia de oxígeno disuelto son:

  1. Muerte de peces adultos y jóvenes.
  2. Reducción del crecimiento de la especie acuática.
  3. Huevecillos y larvas malogradas.

El suministro de nitrógeno en exceso respecto a la capacidad asimilativa de los estanques de cultivo provoca deterioro en la calidad del agua. Para ello se necesita ser medido en dos de sus formas, nitrito y nitrato; el nitrito es la oxidación biológica del nitrógeno amoniacal, esto resulta mortal en los peces más que el propio amoniaco, la combinación del gas carbónico y el nitrito afecta la respiración de la especie acuática por lo cual es mortal. El nitrato es menos tóxico que el nitrito, aunque en niveles altos puede afectar el órgano del equilibrio de los peces además del apetito y provocar decaimiento.

WhatsApp chat