La tendencia de la acuicultura contemporánea es intentar reducir los costos de operación e inversión en las áreas de cultivo en la medida en que se pueda. 

El aire atmosférico contiene 20.95% de Oxígeno (O2), 0.03% de anhídrido carbónico, 78.1% Nitrógeno (N2), 0.9% de Argón (Ar) y 0.02% de otros gases (Castelló Orvay, 1993), en cambio en el agua a 0°C y a 1 atmósfera de presión, se encuentra una concentración de 14.6 mg/l de O2, 20 mg/l de N2, 1.1 mg/l de CO2 (C. N. & P. L., 1978; Massol, 2016). Por esta razón, dentro de los cultivos se requiere aumentar la cantidad de oxígeno disuelto, así como su monitoreo para evitar el estrés de los organismos por falta del mismo. 

La aireación u oxigenación es la transferencia de oxígeno puro o atmosférico al agua, maximizando el área del agua que está en contacto con la atmósfera, es considerado el primer factor limitante de la calidad del agua en la acuacultura (Jiménez, 2012). 

La aportación de oxígeno adicional para aumentar las concentraciones del mismo, por medio de oxígeno líquido o de un generador de oxígeno, suele ser costoso y requiere de un gran gasto de energía. Otros métodos que dependen de aparatos de aireación mecánica (la rueda de paletas, agitadores de superficie o aspiradores de aire) tienen un límite para un máximo de biomasa de cultivo (Galli Merino & Miguel Sal, 2007). 

Las concentraciones de oxígeno disuelto entre 6 mg/l a 20 mg/l conllevan al incremento metabólico y de la tasa de crecimiento, disminuyendo simultáneamente el estrés en los organismos cultivados (Jiménez, 2012).  

Los sistemas de aireación se pueden clasificar en dos: 1) Aireación mecánicas, utiliza la energía mecánica para provocar la ruptura del agua en gotas y un incremento de oxígeno en la interfase aire – agua, aquí se pueden encontrar la bomba pulverizadora, los aireadores difusores-hélice, Aireadores de paleta, la turbina rápida, el tubo en U y los conos de aireación. 2) Aireación por gravedad, se utiliza la energía liberada cuando el agua pierde altitud al aumentar el área superficial (Galli Merino & Miguel Sal, 2007; UABCS, 2010). 

Independiente del tipo de aireación se encuentran cinco tipos de de aireadores: 1) Gravitacionales, Incrementan la superficie de contacto evita la sobresaturación de otros gases como el CO2 y nitratos; 2) Superficie, Rompe la superficie del agua creando turbulencia en la superficie y produciendo una mayor área de contacto atmósfera – agua, se llega a emplear las paletas y el roció; 3) Difusor y compresor, forma burbujas con la finalidad de aumentar la superficie de contacto, en el compresor cada vez que el fluido es goleado por la aleta se le imparte energía de baja presión; 4) Turbina y 5) Venturi (Galli Merino & Miguel Sal, 2007).

La concentración del suministro de aire comprimido desde un solo centro de energía asegura una mayor eficiencia, esto sucede debido a los rigurosos estándares de operación de los motores eléctricos y de los sopladores (blowers), en lugar de utilizar muchos motores pequeños en cada aireador mecánico. Por ejemplo, la eficiencia típica de un motor eléctrico de 1 hp es del 74%, mientras que uno de 50 hp tiene una eficiencia del 92%, lo que es ya un ahorro significativo y directo en la acuacultura intensiva. La distribución de la energía en las unidades de cultivo por medios neumáticos (o eléctricos) se presume más segura y versátil (Hadas & Noam, 2004).

El tipo de aireación empleada en la acuacultura se encuentra directamente relacionado con el organismo y el método de cultivo utilizado, por ejemplo en los estanques rústicos son más empleados los aireadores de paleta debido a su bajo costo de venta y mantenimiento, al pesar que la transferencia de O2 es baja, se acostumbra a ser complementario con la introducción de microorganismos fotosintéticos con la finalidad de incrementar más la concentración de oxígeno disuelto.

C. N., S., & P. L., M. (1978). Chemistry for Environmental Engineering (3rd ed.). New York: McGraw-Hill. Obtenido de https://www.whitman.edu/chemistry/edusolns_software/DO_Spanish.pdf

Castelló Orvay, F. (1993). Acuicultura marina: Fundamentos biológicos y tecnología de la reproducción. Barcelona: Universitat de Barcelona.

Galli Merino, O., & Miguel Sal, F. (2007). Sistemas de recirculación y tratamiento de agua. Argentina: Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos (CENADAC).

Hada, I. & Mozes N. (2004). Mega-Flow: El sistema de aireación de la acuicultura superintensiva. Panorama Acuícola. Obtenido de http://www.cib.uaem.mx/pdf/sistema_de_aireacion_en_acuicultura.pdf

Jiménez, J. (2012). Sistemas de recirculación en acuicultura: Una visión y retos diversos para Latinoamérica. Industria Acuícola, 8(2), 6-10. Obtenido de http://www.industriaacuicola.com/PDFs/Sistemas_de_recirculacion.pdf

Massol, A. (2016). Nutrientes y gases: Oxígeno disuelto. Recinto Universitario de Mayagüez, 15. Obtenido de http://www.uprm.edu/biology/profs/massol/manual/p3-oxigeno.pdf

UABCS. 2010. Filtración y tratamiento de agua. 23 de octubre del 2016, de UABCS Sitio web: http://www.uabcs.mx/maestros/ccaceres/acuacultura/Filtracion.html

WhatsApp chat